Síntomas de la hiper permeabilidad intestinal

Síntomas de la hiper permeabilidad intestinal que no puedes ignorar

Durante años, de manera jocosa se ha dicho que el sistema excretor es el que manda en el cuerpo humano, y la sorpresa es que ahora diversos estudios científicos han demostrado que este proverbio es cierto, o que si no es el jefe absoluto al menos comparte poderes con el cerebro. La prueba la constituye la existencia del síndrome del intestino permeable y sus desagradables, amén de peligrosas secuelas para la salud.

Con este nombre se denomina a una condición patológica identificada en un pasado reciente y que consiste en un adelgazamiento y debilitamiento de la pared o de la mucosa que recubre el intestino delgado. Esto trae como consecuencia que alimentos no digeridos, múltiples sustancias y microorganismos perjudiciales para el organismo traspasen dicha barrera y penetren en el sistema circulatorio produciendo diversos y abundantes trastornos.

Asimismo, las causas de este padecimiento son variadas, y entre ellas encontramos el estrés característico de la vida actual, lo que provoca que disminuyan las defensas del organismo. También le afectan la carencia de una alimentación equilibrada, el descanso insuficiente, la falta de ejercicio corporal, etc.

En algunos casos se han encontrado condiciones del recubrimiento intestinal que lo predisponen hacia este trastorno, como úlcera, gastritis, intolerancias alimentarias, etc.

Signos esenciales que facilitan la identificación de un intestino permeable

Signos esenciales que facilitan la identificación de un intestino permeable

Es importante poder identificar tempranamente los síntomas característicos de esta patología para poder adoptar las medidas oportunas:

  • Complicaciones digestivas

Una mala digestión puede ser producida por infinidad de razones, y una de ellas es el síndrome del intestino permeable. En este caso el paciente suele quejarse de distensión o inflamación abdominal, acumulación de gases, episodios aleatorios de diarrea y estreñimiento, sensación profunda de dolor y malestar, etc.

  • Alergias de verano

La alta sensibilidad estacional, el asma, las dificultades respiratorias y la sinusitis crónica se manifiestan con más frecuencia en los pacientes aquejados de permeabilidad intestinal. La razón es que el sistema autoinmune está sufriendo y, por ende, pierde parte del control, por lo que deja de elaborar los anticuerpos necesarios para repeler a los alérgenos y agentes patógenos presentes en el ambiente.

  • Enfermedades inflamatorias

Esta condición, cuando no es tratada, contribuye a que aumente de manera formidable el riesgo de sufrir de trastornos crónicos asociados a procesos inflamatorios. Tal problema, unido a la circulación de toxinas por el organismo, termina afectando a los mecanismos celulares y provocando diversos males. Entre las más comunes se encuentran: artritis reumatoide, lupus, psoriasis, enfermedad celiaca, fibromialgia y tiroiditis de Hashimoto.

La tiroiditis linfocítica o de Hashimoto es una enfermedad del sistema autoinmune que afecta el funcionamiento de la tiroides. Esta es una glándula endocrina y, como tal, genera hormonas que se vierten al torrente sanguíneo y cumplen diversas labores. La mencionada afección suele conducir a un estado de hipotiroidismo, cuyos síntomas incluyen fatiga permanente, elevada sensibilidad al frío, palidez, piel reseca, inflamación del rostro, uñas quebradizas, caída del pelo, etc.

  • Desequilibrios hormonales

El intestino delgado, además de sus funciones digestivas, participa en la actuación de ciertas hormonas. Por eso, su condición permeable es causa de que se generen desarreglos glandulares que terminan produciendo problemas de salud como el síndrome premenstrual (SPM) y los ovarios poliquísticos.

  • Enfermedades de la piel

No es absurdo pensar que el problema que nos ocupa pueda causar enfermedades cutáneas, puesto que erupciones como el acné y el eccema constituyen señales de la presencia de toxinas que no han sido expulsadas del cuerpo y que, por tanto, circulan con la sangre. Aunque el caso de la hiper permeabilidades más complicado de resolver, ya que primero se debe sanar la mucosa intestinal para que desaparezca la inflamación y se eliminen los residuos.

  • Variación en el estado de ánimo

Y aquí volvemos al tema mencionado en la introducción: ¿es posible que exista una relación entre la funcionalidad intestinal, la ansiedad y la depresión? La respuesta es que sí. Aunque muchas personas lo ignoran, el síndrome que describimos está fuertemente asociado al bienestar general. La razón es que en esta sección anatómica, cuando se encuentra sana, se produce más del 50% de la serotonina del cuerpo, compuesto químico responsable de la felicidad.

  • Halitosis

El mal aliento de los individuos aquejados por el síndrome del intestino permeable se produce a consecuencia del desequilibrio bacteriano generado dentro de dicho órgano. Debido a la dificultad que presentan estas personas para descomponer y procesar los nutrientes, acumulan toxinas que pueden llegar a causar un hedor imposible de controlar con enjuague bucal o crema dental.

Si te ha sido útil este contenido, por favor, Compártelo

3 comentarios en “Síntomas de la hiper permeabilidad intestinal que no puedes ignorar”

  1. Hola, Elena!
    Padezco de hipotiroidismo e intestino permeble.
    Soy vegana desde pequeña. Qué puedo utilizar para reparar el intestino y activar mi tiroides, por favor? L-glutamina, Aloe Vera, Sangre de Grado,…?
    Te agradecería mucho, toda información que me puedas aportar sobre esto.
    Una gran seguidora y admiradora tuya.
    Un abrazo.

    1. Voy a escribir poco a poco articulos y videos sobre todo esto, pero si tienes prisa te invito a tomar una consulta conmigo. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido esta protegido con derechos de autor