que dice la caca sobre tu salud

Que dicen tus Heces sobre tu salud

Aunque, en el fondo, cualquier persona preocupada por su salud, tiene tendencia a hacerlo, prestar atención a nuestras evacuaciones intestinales y hablar de ellas es bastante importante, aunque siempre dé pudor.

Nuestros hábitos intestinales son un gran indicador de nuestra salud digestiva. De manera, que un cambio en el color, la forma o la textura de las heces puede revelar signos de infección, problemas digestivos o problemas de salud más graves.

¿Qué aspecto tienen unas heces sanas?

¿cómo podemos saber si nuestras heces nos están indicando que todo va bien en nuestros intestinos?

Nuestras heces nos indican si estamos comiendo suficiente fibra, si estamos bebiendo suficiente agua, si nuestro sistema digestivo procesa los alimentos correctamente o si hay algún problema en nuestra digestión.

Aunque las heces pueden ser muy variadas y dependen de la alimentación de la persona, lo habitual es que tengan un tamaño de unos 15 cm aproximadamente, sea de color marrón claro, tenga una superficie homogenea y se hunda en el vater. Pero, tus heces, pueden no ser exactamente las mismas todos los días, dependiendo de diversos factores. Sin embargo, existen algunas características generales de la «caca normal»:

  • Color: El color habitual es el marrón. Esto es debido a la combinación de la bilis del estómago con la bilirrubina, que es un pigmento formado a partir de la descomposición de los glóbulos rojos en el cuerpo.
  • Consistencia: deben ser firmes y suaves, de forma que sean fáciles de expulsar.
  • Tamaño de las heces: El tamaño habitual es de unos 15 cm, no deben ser bolitas pequeñas y han de ser expulsadas de manera fácil y cómoda.
  • Forma: la forma más saludable es la más parecida a una zanahoria. Cuando adquiere otras formas, puede indicar que algo no anda bien en nuestro sistema digestivo.
  • Frecuencia: lo habitual es defecar entre 1 vez cada dos días y tres veces al día dependiendo de la persona. Todo lo que se salga de ahí estará hablando de un problema de estreñimiento.
  • Tiempo de evacuación: unas heces sanas, son fáciles de expulsar y sólo se tarda aproximadamente dos minutos en hacerlo; aunque hay personas que tardan un poco más en general no debería llevar más de 10 minutos. Como dato curioso, la mayoría de las personas defecan a la misma hora todos los días.
  • Momento de las evacuaciones: lo habitual es defecar por la mañana, después de que el cuerpo trabajó durante la noche procesando la comida. Pero no hay nada de malo en tener evacuaciones intestinales en otros momentos del día.
  • Olor: las heces nunca huelen bien, ya que son los desechos de nuestro cuerpo. Pero si huelen especialmente mal es que algo no anda bien; lo más probable es que se trate de una infección o un virus estomacal. Pero en otras ocasiones, es un indicador de que el sistema digestivo no procesa bien el gluten u otros nutrientes.
  • Comportamiento: lo normal es que una vez expulsadas las heces se hundan. Pero a menudo puede ser que floten, lo cúal no es signo de preocupación en sí, a veces un exceso de gases pueden provocar esto. Si además de flotar hay cambio en la textura, el color o el olor es cuando ya nos están indicando que puede haber un problema debido a una infección, intolerancia a los alimentos, un trastorno digestivo u otra afección médica.

La escala de Bristol: tipos de heces y su significado

La escala de Bristol, es una tabla que clasifica la forma y textura de las deposiciones y que los médicos utilizan para describir el tipo de evacuaciones intestinales que tienen las personas.

Según la escala de Bristol habría siete tipos. Lo ideal son la del tipo 3 y 4 , pero lo más probable es que experimentes todos los tipos en algún momento de tu vida. El problema es que se mantengan en el tiempo tanto la diarrea como el estreñimiento.

Tipo 1

Aspecto: bolitas pequeñas y redondeadas que son difíciles de evacuar.

Qué significa: es una señal clara de estreñimiento. Por norma general suele ser falta de ejercicio, de ingesta de agua o de una mala dieta. Lo habitual, es que los alimentos que ingerimos traden una media de 3 días en recorrer nuestro sistema digestivo. Cuando tenemos heces del tipo 1, es posible que las heces lleven en nuestro organismo un par de días más.

Otras causas de estreñimiento son los cambios hormonales, diabetes y algún problema digestivo. Es normal estar estreñido ocasionalmente, pero si siempre lo estás, no es bueno para tu salud porque las toxinas presentes en las heces, serán reabsorbidas por tu intestino.

Tipo 2

Aspecto: En forma de tronco pero con bultos.

Qué significa: es un estreñimiento leve. Las causas más comunes pueden ser la dieta, el sedentarismo, la falta de hidratación o los cambios hormonales. Una vez más, esta situación, no debería ocurrir con frecuencia.

Tipo 3

Aspecto: En forma de salchicha con grietas en la superficie. Se debe deslizar rápidamente con poco esfuerzo.

Qué significa: Tus heces son normales y tu sistema digestivo está funcionando como debería.

Tipo 4

Aspecto: superficie lisa como una salchicha o una serpiente, fácil de evacuar y consistente.

Qué significa: Tus heces son perfectas. Sea lo que sea lo que estés haciendo, sigue así.

Tipo 5

Aspecto: Trozos pastosos con bordes definidos fáciles de expulsar que manchan el inodoro.

Qué significa: Este tipo de heces nos avisan de que no hay suficiente fibra soluble en tu dieta y que la comida ha pasado demasiado rápido por el sistema digestivo. Añade más cereales y verduras a tu dieta.

Tipo 6

Aspecto: Trozos pastosos de bordes irregulares.

Qué significa: Es una diarrea leve. Puede estar relacionado con la dieta o algún problema de salud. Si es crónico, aunque sea leve, puede resultarte difícil obtener los nutrientes que necesitas. Intenta ingerir más electrolitos como agua de coco y similares.

Tipo 7

Aspecto: Completamente acuoso sin trozos sólidos.

Qué significa: Tienes diarrea. Puede ser causado por una variedad de cosas, como una enfermedad o una intoxicación alimentaria. Pero también puede ser causado por afecciones médicas o intolerancias alimentarias a cosas como el gluten o la lactosa.

Que significa el color de las heces

El color de las heces generalmente refleja lo que consumimos, ya sean alimentos, bebidas o medicamentos. Si bien el marrón es el color más típico, hay otros colores que podemos ver en el inodoro.

Esto es lo que podría significar el color de sus heces sobre tu salud:

Heces negras: hay algunas razones por las que sus heces pueden ser negra, incluida la toma de suplementos de hierro o medicamentos que contengan bismuto. Pero las heces negras también pueden significar que tiene sangrado en el tracto gastrointestinal superior.

Cualquier sangrado interno es un problema, por lo que si esta tomando ningún medicamento que lleve hierro o bismuto, acuda a su médico para averiguar las causas.

Heces verdes: si son un poco verdosas, no pasa nada. Puede indicar que tu digestión es muy rápida y que los alimentos no pasan el tiempo necesario en el sistema digestivo o que estás comiendo muchas verduras de hoja verde como la espinaca o algas.

Y si de repente se vuelven como plastilina verde neón, la causa probable son los colorantes artificiales de refrescos, glaseados de panadería o algún tipo de helado.

Heces rojas: el comer muchos alimentos como remolacha, arándanos, gelatina roja o jugo de tomate pueden dar un tono rojizo a las heces.

Pero también puede ser motivo de preocupación porque puede significar un sangrado en el colon; esto puede ser un signo de trastornos digestivos más serios. A veces hay sangre al limpiarnos, si esta sangre es muy brillante suele ser unas hemorroide y no tiene mayor importancia, pero si la sangre esta integrada en las heces y no ha comido los alimentos anteriores, es bueno hacerse una revisión para comprobar que todo está bien.

Heces amarillas: este tipo, si además es grasienta y apestosa, probablemente signifique que has estado comiendo demasiada grasa. Pero a veces puede ser un signo de mala absorción, lo que significa que su cuerpo no puede extraer los nutrientes de los alimentos durante la digestión. La malabsorción generalmente ocurre debido sobrecrecimiento bacteriano, pancreatitis, falta de ácido clorhídrico en el estómago, celiaquía, intolerancias alimentarias o algún tipo de dolencia que afecta a la pared intestinal.

Heces pálidas o blancas: Podría significar que tu cuerpo no está produciendo bilis, bien porque tengas una infección o inflamación en la vesícula, el hígado o el páncreas, o que los conductos biliares estén bloqueados. Las heces pálidas también pueden ser un efecto secundario de algún medicamento, incluidos algunos que se usan para la diarrea.

Heces grises: podrían indicar algún tipo de problemas hepático.

¿Cúal es la frecuencia ideal para ir al baño?

No hay una frecuencia estándar, para cada individuo es una frecuencia comprendida en 3 veces al día y 3 veces a la semana. Lo importante es mantener la regularidad. Si hasta ahora estabas bien y de repente hay un cambio en la frecuencia, es algo que se debería observar sin que llegue a ser un motivo de preocupación en principio.

Diarrea

Si las heces son sueltas y aguadas y tienes que ir más de tres veces en un día, eso es diarrea. No solo puede ser un inconveniente, también puede significar que tu cuerpo está tratando de deshacerse de algo en tu sistema digestivo.

Algunas causas de diarrea son:

  • Bacterias o parásitos que hemos ingerido en el agua o los alimentos
  • Virus como la gripe, el norovirus o el rotavirus.
  • Medicamentos con magnesio, como antibióticos o antiácidos.
  • Intolerancias alimentarias, que ocurren cuando tu cuerpo tiene dificultades para digerir ciertos ingredientes. Una intolerancia común es la intolerancia a la lactosa, que ocurre cuando tu cuerpo tiene dificultades para procesar un carbohidrato que se encuentra en los productos lácteos.
  • Enfermedades del estómago, intestino delgado o colon, como la enfermedad de Crohn o el síndrome de intestino irritable.

La diarrea es un problema común y, por lo general, desaparece por sí sola. Sin embargo, si dura más de unos pocos días, puede ser un signo de un problema más grave y debe consultar a un especialista.

Estreñimiento

Las heces duras y secas, que además pueden ser dolorosas al evacuar se llama estreñimiento. Si solo haces tres o menos deposiciones por semana, el estreñimiento podría indicar problemas con tu dieta.

Algunas causas de estreñimiento son:

  • Una dieta baja en fibra, que es un nutriente que se encuentra en alimentos como frutas, verduras y cereales integrales.
  • Deshidración
  • Falta de ejercicio o actividad física.
  • Medicamentos como antidepresivos u opioides.

Algunas personas no necesitan ir al baño todos los días, pero si sus hábitos intestinales cambian o te causan dolor, Busca ayuda profesional. Usa laxantes solo si un profesional te lo indica, ya que pueden alterar aún más tu sistema digestivo si no se usan correctamente.

Otro tipo de cambios en tus heces

Heces que flotan

Por lo general, las heces que flotan, no son motivo de preocupación. Sin embargo, si tienes otros síntomas, como una pérdida de peso significativa, habla con un profesional para ver si hay algún problema.

Si las heces flotan puede ser por:

  • Mala absorción de nutrientes.
  • Exceso de gases intestinales, que puede ocurrir por un cambio en la dieta.
  • Una infección gastrointestinal
  • Pancreatitis
  • Falta de bilis
  • Exceso de estrógenos

Heces excesivamente malolientes

Las heces no huelen bien, pero si de repente huele muy mal, pueden indicar que hay algún problema. El mal olor de las heces puede estar causado por:

  • Enfermedad celíaca
  • enfermedad de Crohn
  • Pancreatitis crónica.
  • Una infección intestinal, que puede ser causada por un virus, una bacteria o un parásito en su intestino.
  • Malabsorción
  • Sobrecrecimiento bacteriano

Si haces heces blandas, rotas, sin forma: Puede ser un síntoma de malabsorción o de infección por helicobacter pilory si además hay acidez y dolor de estómago

Si tienes alternancia de heces muy blandas/diarreicas con días sin ir al baño: Podría ser síntoma de colon irritable o Crohn o parásitos intestinales

Si haces heces más blandas o más a menudo cuando tienes la regla: Tienes dominancia de estrógenos.

Si hay moco en las heces: Esto es síntoma de inflamación intestinal que podría estar provocada por:

  • Infección bacteriana
  • Amebiasis
  • Parásitos
  • Colitis ulcerosa
  • Enfermedad de Chron

Otros síntomas digestivos a tener en cuenta

Dolores de estómago

Según el tipo de dolor de estómago que tengamos, unido al tipo de heces que evacuamos, nos pueden dar una idea más amplia de que está sucediendo en nuestro cuerpo

  • Acidez / ardores: estos pueden deberse a una falta de ácido en el estómago, alguna intolerancia alimentaria, exceso de helicobacter pylori, sobrecarga hepática, o hernia de hiato, que suele ir acompañado de reflujo, empeoramiento cuando te tumbas, carraspera o dificultad respiratoria.
  • Barriga hinchada: exceso de gases (proliferación bacteriana) o algún tipo de inflamación intestinal.
  • Pinchazos: inflamación y degeneración de la mucosa digestiva, falta de ácido, bilis o enzimas.
  • Náuseas: acompañadas de dolo en la boca del estómago puede ser un hígado sobrecargado, un virus o una gastritis.

Gases intestinales

No es ningun problema tener gases, forman parte del proceso de nuestra digestión, pero hay momentos en los que nos informan de que algo no anda bien en nuestro sistema digestivo como es el caso de:

  • Tener más de 10 gases al día: o que se acumulen y duela en los laterales del intestino, y cuando al fin podemos expulsarlos se siente un gran alivio. Esto nos está indicando un exceso de bacterias metanógenas o SIBO (sobrecrecimiento bacteriano)
  • Gases malolientes: fermentación por proliferación bacteriana o mala absorción.
  • Eructos: bebe agua y come más despacio, evita las bebidas con gas. Si son muchos, controla también el exceso de bacterias y la fermentación.
  • Acompañados de dolor, heces diarreicas o blandas y digestiones lentas: colon irritable.

Otros síntomas

  • Halitosis/mal aliento: hígado cargado o exceso de bacterias.
  • Picores en el ano: gusanos o parásitos intestinales o heces muy acidas por problemas digestivos.
  • Hemorroides: siempre se ha dicho que las hemorroides se producían por estar estreñido y pasar mucho tiempo en el baño, pero la verdad es que no todas las personas que padecen de estreñimiento las tienen, y esto es porque están producidas por un exceso de toxinas en la sangre como consecuencia de un malfuncionamiento de nuestra sistema digestivo, además del estreñimiento.
  • Ansiedad por el dulce: sobrecrecimiento de hongo cándida
  • Intolerancias alimentarias: normalmente cualquier tipo de intolerancia a un alimento, siempre va acompañada de síntomas bastante acentuados siempre que ingerimos ese alimento en concreto y puede ser ese mismo di o los dos posteriores, y estos síntomas suelen ser:
    • hinchazón de estómago,
    • dolores estomacales,
    • movimientos intestinales que producen ruidos,
    • heces diarreicas o estreñimiento,
    • náuseas o vómitos,
    • fatiga crónica
    • dolores crónicos.

Consejos para tener unas heces sanas

Unas heces sanas, dependen de muchos factores, incluidos la dieta, el ejercicio, la salud en general, los medicamentos y el estrés. Es importante mantener una buena salud intestinal, ya que el 70 por ciento del sistema inmunológico del cuerpo está contenido en el tracto digestivo

Y hay una serie de hábitos que pueden ayudarnos a mejorar ambas cosas, entre ellos:

Elije alimentos que faciliten la digestión

Incluye una dieta rica en frutas, verduras y cereales integrales.  Acostumbrarnos a consumir una gran variedad de alimentos nos ayudará a obtener mayor variedad de vitaminas y minerales. Además, comer alimentos integrales hace que sea más fácil obtener la fibra que necesitamos para que todo vaya bien.

Prueba a comer alimentos ricos en fibra como manzanas, zanahorias, alubias y cereales integrales.

Beber abundante agua

El agua ayuda a descomponer los alimentos durante la digestión, lo que permite que el cuerpo extraiga todos los nutrientes útiles. Si estamos deshidratados, el cuerpo no tiene suficientes líquidos para hacer que las heces tengan la consistencia adecuada, lo que causa estreñimiento.

Además  El agua ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo. Para mantenerte hidratado, trata de beber al menos 8 vasos al día y bebe cuando tengas sed.

Establece horarios para tus comidas

Comer de manera ordenada ayuda a darle tiempo a tu cuerpo para procesar las comidas. Trata de desayunar antes de que pase una hora desde que te despertarte y come 4 o 5 horas después del desayuno.

Para una mejor digestión, no cenes dos horas antes de acostarte. Y dado que el sistema digestivo tarda de 3 a 4 horas en digerir completamente los alimentos, agregar un refrigerio a media mañana y un refrigerio por la tarde puede mantener la digestión en movimiento entre las comidas.

Hacer ejercicio regularmente

Hacer que su cuerpo se mueva es una excelente manera de mantener la digestión en movimiento, disminuyendo el tiempo que los alimentos pasan en su colon y mejorando el estreñimiento.

No se necesita mucha actividad, caminar de 10 a 15 minutos al día puede ser suficiente. El estiramiento y el yoga también pueden ayudar.

Si necesitas que te guíe . Te invito a solicitar una consulta online conmigo .

Si te ha sido útil este contenido, por favor, Compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: Este contenido esta protegido con derechos de autor